Consejos para elegir una persiana

Las persianas, aunque muchos no lo crean, es uno de los elementos más importantes para aislar acústica y térmicamente cualquier casa, de ahí que elegir una adecuada sea sinónimo de bienestar en tu hogar. De esta manera, además de la parte meramente estética, es importante que tengamos en cuenta su eficacia y sus materiales.

En España el sistema más habitual es el de persianas enrollables. Se trata de un sistema compacto, que ocupa poco espacio y está compuesto de los siguientes elementos que conviene que conozcamos con detalle.

persianas

El cajón. Se trata de la parte donde se enrolla la persiana. Lo más habitual que sea el modelo de obra, empotrado en la pared, aunque no aísla tanto como los compactos, que se encuentra incorporado a la persiana y a la ventana.

El cajón puede estar realizado de los siguientes materiales:

  • Aluminio. No se trata de un material muy utilizado. Es recomendable cuando está previsto que el cajón vaya fuera de la vivienda ya que se trata de un material que protege en las condiciones climatológicas adversas.

 

  • PVC. Al igual que las ventanas de PVC, el cajón si está realizado de PVC es enormemente resistente ya que, al contrario que el aluminio, se trata de un material no conductor. Son resistentes por su doble pared y contribuyen a su mejor aislamiento térmico y acústico.

 

  • Mixto. Están elaborados con una aleación  de aluminio extrusionado y PVC.

 

Las guías suelen ser el canal por donde suben y bajan las ventanas y van aseguradas a la pared, lo que hace que se refuerce el aislamiento térmico y acústico. Se adaptan a cualquier ventana, tanto en tamaño como en color.

El otro elemento de la persiana son las lamas, que son cada uno de los listones que forman la ventana.

Éstas pueden ser de madera, aunque es un material en desuso, de aluminio extrusionado, que impide que la persiana sea forzada, el aluminio laminado y el PVC. Al igual que los perfiles de PVC, las lamas de este material son las más demandadas. En primer lugar, por el precio, muy económico y también por su mayor resistencia, algo muy recomendado si tu vivienda no está tan bien aislada como te gustaría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *