Puertas de corredera: qué hay que tener en cuenta a la hora de elegirlas

Aunque a algunos no se lo parezca, las puertas y las ventanas son una de las elecciones más importantes de una casa. Y es que estos elementos no solo actúan de cortafuegos del frío o del calor, sino que de ellos dependerá también el aislamiento acústico de la casa. Por si esto fuera poco, se trata de un elemento estético muy importante en el que participan otros factores.

En el caso de las puertas, dependerá del espacio que tengamos para decantarnos por un sistema o por otro. Si la zona que queremos aislar es la del porche o terraza, los expertos recomiendan las puertas correderas, un sistema que en la forma es similar al de las ventanas y que ha sido pensado para la comodidad en las zonas de paso recién mencionadas.

Lo que diferencia a unas de otras es la forma de apertura. Normalmente podemos encontrar las tradicionales horizontales, a modo de ventana, que se utilizan para puertas convencionales. Si éstas pesan mucho, las que se recomiendan son las elevadoras que, aunque se desplazan de manera horizontal, se elevan para soportar mejor el peso.

Dentro de cada uno de los modelos es conveniente que conozcamos los siguientes factores:

Aislamiento térmico y acústico. Siempre se recomienda buscar un buen aislamiento, tanto térmico como acústico. Las puertas son el lugar de acceso más vulnerable de la casa para el frío y para el calor. En este sentido, si buscamos el máximo aislamiento las puertas correderas no son lo más recomendable, aunque las de PVC funcionan mejor que el aluminio.

Resistencia y seguridad. Es otro de los lugares más peligros de la casa y el blanco perfecto para los ladrones. La robustez de los perfiles, el grosor del vidrio, los herrajes y las lamas de seguridad (en caso de llevar persiana), son algunos de los elementos que harán de nuestra puerta un elemento más seguro.

KÖMMERLING, el fabricante europeo líder en fabricación y distribución de perfiles de ventanas y puertas de PVC, cuenta con dos modelos: la corredera PremiLine, para cubrir zonas no demasiado grandes, y la PremiDoor, cuyas hojas pueden alcanzar grandes dimensiones –hasta 2,5 metros- sin perder estabilidad. También se puede fabricar correderas oscilo-paralelas con los perfiles de EuroFutur y Eurodur. Al igual que con el sistema PremiDoor, con ellas se logran excelente niveles de aislamiento.

En todos los casos, esta firma permite elegir la ‘cara’ exterior de la carpintería con una selección de más de 100 colores de la carta RAL y distintos acabados madera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *