Lámparas de luz solar en el jardín

Una seta de luz solar

La iluminación del jardín puede ser un lío por los cables, las lámparas y las bombillas, o un problema de fácil solución. Todo depende de cómo uno se lo tome y de lo que uno busque. Si el objetivo es la sencillez, una buena opción son las lamparitas de luz solar para iluminar el suelo.

Setas con placa solar

Estas pequeñas lámparas se han ganado el apodo de “setas” por dos razones. Por un lado, su forma lo dice todo. Por otro, se han puesto de moda los últimos años y, sí, han proliferado “como setas” en los jardines. Funcionan gracias a una pequeña placa solar que tienen encima, por la que acumulan la luz del sol durante el día.

La energía recibida y acumulada es utilizada para lucir por la noche. De este modo, estas pequeñas lámparas no necesitan de conexión a la corriente eléctrica de la casa, ni tienen problema alguno con los riegos, que podrían suponer un peligro por la electricidad.

Su pequeño tamaño y su ligereza hacen de estas lamparitas de luz solar algo muy útil para iluminar cualquier parte del jardín, dependiendo del momento. Se puede iluminar un área concreta, un pequeño camino o unas plantas determinadas. Por supuesto, de este modo, iluminarlo es una parte más de la labor de decorar el jardín, dado que estas setas de luz solar son, además de prácticas y funcionales, muy decorativas.

En definitiva, las setas de luz solar son una buena opción para iluminar el jardín sin incurrir en grandes gastos y sin necesidad de meterse en una complicada y duradera obra. Basta con plantarlas donde más guste y dejar que acumulen luz solar para iluminarse, como por arte de magia, por la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *