¿De dónde viene el nombre de los narcisos?

Aunque no lo sepamos, muchas de las flores que tenemos en nuestras casas son importantes y famosas en muchos rincones del mundo por las leyendas y tradiciones que representan (las rosas rojas quieren mostrar amor o deseo, las flores blancas humildad, las margaritas timidez, etc.).

de-donde-viene-el-nombre-de-los-narcisos

Si somos amantes de los narcisos y desconocemos la historia que los rodea, seguro que nos encantará conocer su leyenda.

La historia de Narciso cuenta que este joven, hijo del dios Boecío del río Cefiso y de una ninfa acuática llamada Liriope, era tremendamente hermoso y atraía tanto a hombres como mujeres sin ningún tipo de problema. Su fisonomía eran perfecta y su atractivo tan elevado que el vidente Tiresias le aconsejó que nunca se mirara a un espejo para evitar su propia muerte.

Esta recomendación se la hizo porque el joven Narciso era prepotente y sobretodo narcisista y su propia imagen podría enamorarle y causar su muerte.

Y así ocurrió. Después de que varias mujeres murieran de amor por él y se marchitaran como flores al ser rechazadas, una de estas pobres despechadas la que logró que Narciso se mirara en el agua de un río, viera su reflejo y se enamorara perdidamente de sí mismo. Lo que él no entendía era por qué cada vez que se acercaba al agua para tocar a su amado éste desaparecía. Comenzó a entristecerse y, como el resto de las flores, empezó a marchitarse hasta que murió.

Y es que el mundo de las flores y las plantas está ligado a muchas leyendas e historias mágicas que nos transportan a mundos lejanos, donde existen ninfas, caballos voladores y magos que pueden hacer que en tan solo un segundo pasemos de ser unas bellas sirenas a unos horribles orcos, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *