Aislamientos con cortinas de cristal

Las últimas novedades en cerramientos y aislamientos de espacios de exterior llevan el nombre de cortinas de cristal, como las que ofrece la empresa l5sl.com. Son la versión moderna y sin perfiles para acondicionar terrazas y dotarlas de climatización para uso durante todo el año.

Y no es que hayan desaparecido los perfiles en los cerramientos tradicionales, donde por cuestiones estéticas que decida el cliente, prefiera que el cerramiento tenga marcos y líneas divisorias entre los diferentes paneles de cristal. Pero las cortinas ofrecen mayor visibilidad desde el interior y mayor entrada de la luz, con la consiguiente amplitud y luminosidad captada en tu totalidad.

Con la posibilidad de abatir las cortinas o plegarlas, la posibilidad de modular la entrada de aire y el contacto completo con el exterior se realiza a voluntad del usuario, pero el sistema es mucho más sencillo en su instalación y no requiere obra. Se adaptan a todos los rincones incluso los ángulos redondeados, con un sistema de abatimiento de los paneles que facilita su uso.

El cristal es de la máxima seguridad y resistencia para garantizar la fiabilidad y la permanencia de la instalación, por lo que la estética que ofrecen las terrazas con cortinas es bastante más moderna e integrada con cualquier fachada.

Al adaptarse bien a todo tipo de frontales de edificios, no solo las podemos ver en terrazas y en porches, sino en áticos, piscinas de interior y exterior, escaleras y pórticos donde también se pueden añadir techos de cristal deslizables. El sistema es estudiado por los especialistas en cerramientos que trabajan este nuevo método, de manera que se adapte mejor a la funcionalidad de cada espacio concreto.

Y es que son lo último en soluciones de aislamiento y cerramiento de espacios exteriores.

Y para las casas, las cortinas de cristal son perfectas. Yo hice recientemente unas obras en mi piso y decidir ponerlas: al final la casa ha quedado de fabula, me encanta, es acogedora, es bonita, moderna, es una casa preciosa, con mucho espacio, una cas muy funcional y que estoy segura será mi hogar, el hogar de mi familia, una familia a la que adoro, un hogar para todos los que nos quieren.

Y ahora como tenemos tanto espacio, mi marido se ha empeñado en adoptar un perro lo cual me parece una idea genial ya que los dos somos amantes de los animales: es un labrador y está súper bien: un perrito al que ver correr por el patio con su juguete favorito en la boca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *