Saber buscar entre los muebles de oficina de segunda mano


La decoración del lugar de trabajo es fundamental para que los empleados cuenten con un espacio cómodo para llevar a cabo sus labores. No importa si para esto se utilizan muebles de oficina de segunda mano o nuevos, lo relevante es que se maximice  el uso del espacio y se genere un entorno agradable.

En este sentido, el tamaño, el diseño y la funcionalidad del mobiliario son características determinantes al momento de elegir, ya que de nada sirve decorar el espacio de trabajo siguiendo parámetros modernos si no se tienen en cuenta los criterios antes mencionados. Por lo mismo, es esencial que conozcamos la oferta de muebles nuevos y de ocasión e informarnos acerca de la mejor manera de decorar una oficina.

 

Tips generales de decoración de oficinas

 

Dentro de las pautas básicas de decoración se cuentan el saber ubicar el mobiliario y la elección correcta del color de las paredes, entre varias otras más. Pero por sobre todo se ha de tomar en cuenta la superficie total disponible, tanto por el formato elegido como por lo que se pretende lograr: la creación de un espacio agradable y cómodo. Lo siguiente es seleccionar el color de las paredes. Si se trata de un lugar pequeño conviene utilizar tonos claros (blanco, pasteles) para aumentar la sensación de amplitud de la habitación y para resaltar la presencia de los muebles. El mismo criterio es válido al momento de elegir las cortinas.

Cuando se vayan a escoger los muebles de la oficina se recomienda buscar alternativas funcionales y cómodas. Por ejemplo, en el caso de los escritorios es importante que éstos tengan varios compartimientos -cajones o pequeños estantes- que sirvan para guardar documentos u otro tipo de papeles.

En la mayoría de las tiendas de muebles para oficina es posible encontrar mobiliario nuevo y de segunda mano en buen estado y a precios accesibles. También es posible adquirir una gran variedad de complementos muy necesarios en toda ambientación, como una lámpara de techo o de pie, que pueden otorgar un toque de elegancia a cualquier habitación si son puestas en el lugar adecuado.

Es importante recordar que la disposición del mobiliario es básica para que las personas que se encuentran trabajando en el lugar puedan moverse sin chocarse entre ellas o tropezar con los muebles.  Por este motivo es recomendable colocar sólo lo indispensable, utilizando un orden lógico en relación a las tareas que allí se ejercen.

Aquellas personas que carecen de imaginación siempre tienen la opción de contratar a un diseñador de interiores para decorar su oficina. Sin embargo, esta alternativa es cara y, por lo general, obliga al cliente a comprar caros muebles de diseño. Es en ese momento cuando conviene recordar que siempre hay una alternativa más barata, como por ejemplo, la de los muebles de ocasión.

Las mesas, escritorios y sillas de segunda mano constituyen una opción barata y práctica para la decoración de los ambientes laborales. Con la ayuda de algunas revistas de decoración y de sugerencias halladas en Internet, se puede llegar a obtener un resultado de acuerdo a las expectativas. Lo único que se necesita es el buen gusto y el sentido común.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *