Ideas para decorar dormitorios infantiles

Decorar habitaciones infantiles.

Decorar habitaciones para niños.

El verano, es, sin duda, un momento idóneo para pensar en la decoración de tu hogar. Uno de los espacios de la casa que mayores quebraderos de cabeza son, sin, duda los  dormitorios infantiles ¿Cama o litera? ¿Vinilo o mural? ¿Cortina o estor? ¿Clásica o temática?

Cómo decorar una habitación infantil

Lo primero que debemos tener en cuenta es que, sea cual sea el estilo y el diseño que nos guste, la habitación infantil debe ser un lugar acogedor donde los niños puedan descansar también apropiadamente.

  • En primer lugar, hay elegir el tipo de mobiliario. Si la habitación es pequeña, es más conveniente una sola cama. Y recuerda: menos es más. Ikea tiene en su catálogo varios modelos extensibles – la Lesvik y la Trosak, de madera o la Minnen, de forja-  que se va adaptando al crecimiento del niño.
  • Decorar las paredes con sus juguetes en vez de cuadros. Una idea que me pareció muy divertida es colocar sus cochecitos en los imanes que venden en Ikea para los cuchillos. Fácil y barato.
  • Si no conoces a nadie que te pueda pintar algún mural o detalle decorativo, decora las paredes con los vinilos. No en toda la superficie, pero sí en esquinas o en lugares estratégicos le da un toque diferente.
  • Para las niñas, un dosel sobre la cama le da un toque divertido a la habitación.
  • Si has elegido el color de la pintura blanca, pinta el cabecero de la cama de un color vivo y estimulante.
  • Añade un mueble, tipo cómoda, de color. El rosa, el aguamarina o el lila son  colores y combinaciones que pueden quedar muy bien en muebles como estos para habitaciones de niños
  • A no ser que tu hijo sea alérgico, coloca una alfombra divertida.
  • Convierte un trozo de pared en una gran pizarra. Será el rincón artístico de la casa.
  • Coloca guirnaldas de tela en la pared. Su habitación tendrá ese estilo de decoración tan desenfadado y ‘gipsy’ que le quieres dar.
  • Otro toque divertido para decorar su cuarto es montar, si el espacio nos lo permite, un tipi o tienda de campaña donde puedan leer, refugiarse y hasta dormir.

Fuentes: Ohdeedoh y Muxugorri

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *