Póntela, pónsela: la funda del sofá

Comprar un sofá es invertir en bienestar. Por eso nadie se imagina llegando a casa por la noche después de un duro día de trabajo y sentándose a ver la tele en una silla. De ningún modo.   El sofá es la recompensa del hombre moderno. Una de muchas, por supuesto, pero sin duda la que tenemos más en mente cuando por fin apagamos el ordenador en la oficina, cogemos nuestras cosas y nos embutimos en el metro o en el tren deseando estar ya en casa. Desde luego no nos ensoñamos con sillas.

PAULA-SALVASOFA 3P_l Así que cuando compramos un sofá lo mimamos como él hace con nosotros, con el fin de que esté a nuestro lado por mucho tiempo. Las mascotas tienen el acceso restringido, normalmente los pies con calzado quedan desterrados y las bebidas y comidas las miramos con reticencia cuando están cerca de él. No son pocas las discusiones matrimoniales que han empezado por las sempiternas migas en el sofá…

Y justamente por eso es por lo que  la funda del sofá es la opción perfecta.  Lo protegen del roce diario y del polvo y hacen de barrera frente a agresiones externas (los niños que juegan, los perros que mordisquean, los invitados que tropiezan y…). Según cual sea nuestro tipo de sofá y el amor que le tengamos, puede ser una verdadera lástima comprobar que una mancha que no se va nos obliga a ocultarlo de demasiadas miradas o directamente a tirarlo. Las fundas de sofá, en cambio, ofrecen una superficie igual de agradable que la del sofá original pero evitan que éste sufra los daños de la vida diaria. Si no tienes una funda, piénsatelo, porque te va ayudar a vivir menos preocupado por tu mueble favorito. Si ya la tienes sabes la tranquilidad que aporta, y aparte te permite renovar totalmente el aspecto de ese compañero que ya hace años que preside tu salón. Sea por una razón o por otra , por practicidad o por estética, una funda de sofá es un elemento que no puede faltar en una casa. Además existe una gran variedad de diseños y formas de fundas de sofá en el mercado, así que seguro que vas a encontrar una que encaje contigo y con tu casa. Póntela, pónsela.

Fuente de la imagen: http://www.diezxdiez.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *