Renueva tu vida

¿Recuerdas aquél chiste que habla de “consumismo”? Sí, hombre, aquel en el que dice el telediario: “Esta año, con la crisis, se acerca una época de consumismo: seguirá con su mismo coche, con su mismo traje, con su mismo televisor…”

mesa-silla-comedor

Bromas y chistes (malos) aparte, lo cierto es que, con esto de que no hay dinero, se nos está volviendo la vida un poco aburrida. A ver, ¿cuánto tiempo hace que no le das un  aire nuevo a tu casa o a alguna de sus estancias? Y no: no nos valen excusas –excusas, has leído bien- como que tu jefe no te ha subido el sueldo o que apenas llegas a fin de mes.

Es posible que, para que todo te vaya mejor, tengas que introducir cambios en tu vida y, como inicio, uno que combine funcionalidad y estética es tan bueno como cualquier otro. Que por qué no cambias a  una de las estancias de tu casa en la que pasas más tiempo  y, por lo tanto, más influye en tu ánimo, quiero decir.

Un cambio en el comedor, un cambio en tu vida

Concretamente, vamos a hablar de las sillas de comedor que hay en www.buykuki.com, modernas, decorativas y funcionales. Se trata de una forma de renovar el aspecto de tu comedor sin que tengas que dejar tu cuenta corriente al borde del coma.

En esta página vas a ver propuestas para todos los gustos, desde los muebles más sencillos y discretos hasta las ideas más llamativas. De esta forma, tanto si te has decidido por un estilo minimalista como si tu idea se acerca más al barroco, este es el sitio  perfecto… y el mejor de los precios, claro.

Un comedor distinto por menos de doscientos euros

Porque, a ver, al precio de, por ejemplo, cuarenta euros cada una, ¿de verdad no podemos revolucionar la estética del comedor?… ¡Que las sillas que tienes ya habían pasado de moda cuando Napoleón era cabo, hombre! (…) De acuerdo, vamos a hacer cuentas.

Supongamos que necesitas cuatro asientos y que damos por bueno el ejemplo que te acabo de poner y los compras a cuarenta euros cada uno. Ciento sesenta euros, más (desde) cuatro de gastos de envío. Y ya: por mucho menos de doscientos euros has renovado las sillas de una estancia. Además, otra de las ventajas es que te ahorras todas las molestias: tienes el porte en tu casa antes de que pasen diez días laborables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *